sábado, marzo 17, 2007

300


El 23 de Marzo se va a estrenar en España la película 300, basada en el comic del mismo nombre, obra de Frank Miller. Esta claro que no he visto la película, pero si algunos de los trailers, y tengo el comic desde que se publico en España, en el 2000. El comic es magnifico y lo recomiendo sin dudarlo, pero el problema es que desde el punto de vista historico hay que tomarlo con mucho cuidada. Frank Miller ha dicho repetidas veces que lo que el queria contar era la gesta de los espartanos, el hecho heroico, y para hacerlo realizo cuantos cambios considero oportunos. Eso esta muy bien pero el problema es que en la edicion española (al menos la que yo tengo, me imagino que ahora se hara otra o incluso varias, aprovechando la publilcidad de la película), Miller no tuvo el detalle de poner un prologo en que explicara esto. Lo mas que llega a hacer es poner una lista de lecturas recomendadas que incluyen el relato original de Herodoto, ya de por si puesto en duda por la mayoria de los historiadores, al menos en la cantidad de efectivos persas (frente a los dos millones de hombres de las Historias de Herodoto, los historiadores actuales hablan de entre 100 y 200 mil hombres, la mitad no combatientes).
Los “retoques de estilo” de Miller empiezan por los propios espartanos. Las capas rojas, los yelmos y los escudos estan bien, pero los hoplitas espartanos llevaban armadura de bronce (la verdadera razon por la que se reian de las flechas de los persas). Y herodoto nos dicen que con Leonidas y sus 300 fueron mas de 1000 ilotas, es decir esclavos. Cada hoplita espartano tenia al menos dos ilotas, que llevaban todas sus pertenencias salvo las armas. Este es un hecho fundamental para explicar la eficacia de los hoplitas espartanos en las Termopilas y otras batallas, ya que al tener cada soldado que ocuparse solo de sus armas y armaduras podia llevar mucho mas peso que los hoplitas de otras ciudades estado. Ademas Leonidas dio armas a sus ilotas, un hecho totalmente revolucionario en aquel tiempo, pero que luego seria secundado por los demas espartanos.
Otro hecho es mas serio y es que para ennoblecer aun mas la figura de Leonidas es la manera en que Miller nos presenta a los Eforos, los magistrados espartanos. En el comic nos dice que son una casta de sacerdotes endogamicos y pervertidos. Pero en la realidad los Eforos o Jueces eran magistrados elegidos por la asamblea de ciudadanos, y que ostentaban el poder real en Esparta, por encima de las dos casas reales, ya que Esparta tenia dos reyes simultáneamente los Agidas (Leonidas era el rey Agida) y los Euripontidas (el colega euripontida de Leonidas era Euribiades). Las relaciones entre los reyes y los eforos eran tirantes en el mejor de los casos, se da por segura que poco antes de estos hechos los eforos estuvieron tras el suicidio del rey euripontida Cleomenes y el heredero de esta casa estaba de hecho en la corte del Gran Rey de Persia, Jerjes. Es casi seguro que el acto de tirar a los embajadores persas a un pozo (que aparece en la película y en el comic, y que es veridico) fuera un acto deliberado de Leonidas de cara a los Eforos para obligarles a tomar partido contra Persia. Las dudas de Esparta habian colocado a Atenas claramente a la cabeza de la Liga Panhelenica que se estaba formando para contener la invasión persa, y los eforos dudaban en que curso de accion tomar, escudandose en las profecias del oráculo de Delfos, al que los atenienses habian acusado de “medizar”, es decir, de haber sido sobornado por los persas.
Leonidas coloco a los eforos en una posición en que se vieron obligados a seguir su liderazgo, algo que sabian que jamas le perdonarian. Leonidas tenia por aquel entonces 50 años. Aunque los ancianos eran muy respetados en Esparta, sabia que sus dias de plenitud habian llegado a su fin, que los eforos tratarian de darle muerte de una forma vil, sembrando rumores de que trataba de atentar contra el estado, como habian hecho con Cleomenes apenas diez años antes. Tambien sabia que Esparta necesitaba recuperar prestigio en la Helade, tras haber quedado postergada por la firmeza ateniense frente al ultimátum persa. Asi que marcho a los Termopilas.
En cuanto a los persas, sabemos que Jerjes estuvo presente, pero no se entrevisto con Leonidas y no resulto herido. Los Inmortales estuvieron allí, y es cierto que fracasaron contra las falanges espartanas y sus aliados, pero su atuendo era muy distinto al que aparece en la película. Por no hablar del del propio Jerjes, lleno de piercings y del hecho de que los persas no eran negros. Si alguien quiere saber como eran solo tiene que mirar a los iraníes de hoy en dia.
En gran medida lo que choco en Grecia durante la Segunda Guerra Medica fueron dos filosofias radicalmente distintas de hacer la guerra. Los persas seguian la costumbre oriental de amasar grandes ejercitos, que trataban de impresionar al enemigo en el campo de batalla de forma que su moral se viniera abajo lo antes posible y sucumbieran. Los griegos, después de siglos de perfeccionar el arte de la guerra en sus luchas intestinas entre ciudades estados, donde a menudo se luchaban para ganar la posesion de un valle o el control de una ruta comercial, lo prioritario era causar al enemigo el mayor numero de bajas posibles. Desde este punto de vista las Termopilas fueron una batalla clasica, pese a la total destrucción del contingente espartano, y sin duda tubo un efecto devastador sobre el contingente persa, que en su mayoria llevaba armas y escudos ligeros, y muy poca armadura.
Asi que disfrutad de la pelicula, yo lo hare, pero libraros mucho de creerosla
Publicar un comentario