viernes, mayo 04, 2007

Soldier of sidon


Un colega que acaba de llegar de Nueva yor

k me ha traido el libro "Soldier of Sidon", de Gene Wolfe, tercero de la serie de Latro el mercenario.

Dicho asi quiza no os diga nada, sobre todo porque el segundo libro salio hace más de quince años, al igual que las ediciones españolas, que ya estan catalogadas de los dos libros, Soldado de la Niebla y Soldado de Arete. Puede que la fiebre filohelena de 300 lleve a una reedicion.

Al grano, para los que no lo conozcais, Latro es un soldado del ejercito del Gran Rey, que tras ser herido en la debacle de Platea, no puede recordar nada. Ni crea recuerdos nuevos ni recurda su pasado, y todo esto se debe a una maldicion de la Diosa de la Tierra, y es que la misma maldicion que le impide recordar le permite ver a dioses, ninfas y todo tipo de criaturas de la mitologia clasica.

De la mano de Latro ambas novelas se convierten en un viaje apasionante por la realidad y el mito de la Grecia del siglo V A.C, demostrando que nuestra vieja Tierra, es un mundo tan valido o más para ambientar historias de cariz fantastico como cualquier universo imaginado, solo hay que poner voluntad y buscar entre los renglones torcidos y los espacios en blanco de la historia como Gene Wolfe hace magistralmente. Todo ello de la mano de unos personajes tan entrañables como creibles y con un protagonista que pese a ser un magnifico luchador es un hombre de carne y hueso capaz de equivocarse, llorar y reir.

En cuanto al tercer libro, cuya lectura acabo de empezar, solo dire de cara a los que ya hayan leido las dos obras anteriores, que aunque el Hombre Escarlata cumplio la promesa y llevo a Latro a su hogar, tiempo despues y al ver que no se ha curado, lo lleva a Egipto, la Tierra del Rio, para ver si los mejores sanadores del mundo pueden hacer algo por él, asi que debemos estar alrededor del año 476 A.C. Aunque solo es una conjetura...

Gene Wolfe ha prometido más novelas de la serie, esperemos que no nos haga esperar tanto..

3 comentarios:

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

He terminado el libro hace pocos días y me ha parecido muy flojo y reiterativo. No comprendo el interés que tiene Wolfe en sacar a Latro de las regiones "civilizadas" y plantarlo en zonas como Tracia o Nubia que se convierten en el típico páramo salvaje de las novelas de fantasía (o las del oeste, ya puestos). La gracia del primer libro de la serie es que es una novela histórica escrita desde el punto de vista de un autor de novelas de fantasía. En la segunda parte, conforme el protagonista se interna en Tracia, la novela se convierte en otra más de "espada y brujería" en la que se suceden los encuentros con dioses (siempre con sus comentarios "enigmáticos") y los combates con los bárbaros. En esta ocurre lo mismo, pero partiendo desde Egipto y terminando en Nubia sin que la trama dé la impresión de haber avanzado un ápice. Cuánto más interesante hubiera sido enviar a Latro en la Fenicia del siglo V (como sugería el título) o incluso a su Roma natal.

Urox dijo...

Tengo que reconocer que soy acrito con Wolfe, pero sin duda tienes razon, da la impresion al final de que se empeña en alargar la saga de Latro llevandole cada vez a lugares mas lejanos cuando podria haber terminado el libro como tu dices, iendo a Sidon y quedando a punto de embarcarse de nuevo hacia al Oeste con algunas de las claves de su pasado aclaradas.