viernes, julio 30, 2010

Treme.


Erase una vez en el delta de un gran rio, en una tierra lejana, mas alla, mucho mas alla, de las Columnas de Hercules, una ciudad hecha de musica , en sus calles los susurros, gritos y melodias llegados de lejanos rincones, se mezclaron para dar luz a miles de sonidos nuevos y excitantes.
Pero un dia una terrible bestia, hija de Tifon, cayo sobre la ciudad, y los que deberian haber estado alli no estuvieron. El rey de aquel pais habia enviado a sus guerreros y caballeros a guerras lejanas, y sus magos y clerigos no habian vigilado los encantamientos, salvaguardas e inscripciones de poder que deberian haber protegido a la hermosa ciudad de la musica. Y asi, las voces de aquella ciudad que habian hecho al mundo, llorar, cantar y bailar parecieron condenadas al silencio, entre la desesperacion de los humildes y la desidia de los poderosos.
Pero los habitantes de la ciudad no se rindieron. Volvieron a sus calles arruinadas para darle vida de nuevo: el Jefe Indio, el Holandes Errante, El Bardo Loco y el Orador Impertinente, y muchos, muchos mas... Esta es su historia.

Bueno, es una presentacion un poco alambicada pero para no desentonar demasiado con el tema del blog, me ha parecido la mejor manera de presentar Treme, la ultima serie de David Simon, el genio detras de The Wire. Como si fuera una historia contada por un poeta griego. Una joya, que lisa y llanamente nos va mostrando el alma de la Big Easy, capa por capa, a traves de su musica. Y es que la mayoria de los protagonistas de esta serie coral son musicos, ya de forma profesional como el trombonista Batiste, ya aficionados como el Gran Jefe de los Guardianes de la Llama, Albert Lambreaux. Como guias espirituales nos van mostrando poco a poco el alma de la Ciudad de la Luna Creciente, la riqueza de su espiritu, toda la belleza y alegria que ha dado al mundo.
Treme, que es el nombre de uno de los barrios mas populares de la ciudad, es tambien una serie que habla de gente corriente tratando de hacer cosas extraordinarias ante la indiferencia, negligencia o incluso hostilidad de los poderes establecidos. Una abogada que no da su brazo a torcer para encontrar a un preso que el Condado se niega a reconecer que existe, un jefe de tribu que hace lo imposible para conseguir que se celebre el carnaval el mismo año de la tormenta, una chef que trata de seguir adelante, haciendo el trabajo que ama en la ciudad que adora.
Y si despues de ver la serie, una serie donde los pies no se os van a quedar quietos, quereis mas, podeis, incluso me atreveria a decir que debeis, ir a la bitacora de Antonio Martinez. Y digo bitacora en vez de blog con toda la intencion por que los podcast (uno por capitulo) de Antonio Martinez son una autentica brujula que os dara muchas de las claves ocultas en la musica de la serie.
Asi que dadle una oportunidad a Treme, son solo diez capitulos, y no os aburrireis. Si no os gusta la historia que cuenta, siempre podeis disfrutar de la musica.
Publicar un comentario