lunes, octubre 25, 2010

Bella, Horrida Bella

"Guerra, Terrible Guerra". 
  
  El juego de rol empezo como una guerra. Un "conflicto de baja intensidad", usando el lenguaje de los teoricos modernos. Gary Gygax y compañia empezaron con un juego de miniaturas, a las que quisieron dan personalidad. Y casi sin quererlo crearon el rol. Casi como el mito de Pigmalion.

  Con este origen, no es raro que en la mayoria de los juegos de rol, y sobre todo en los que descienden directamente del venerable "Chainmal" (D&D , clones y retroclones varios), el sistema de combate sea una parte fundamental de las reglas, y una buena parte de los rasgos definitorios del personaje, son parametros para utilizar en situaciones de combate. Muchas de las clases de personajes de Roll&Play son de "casta guerrera" : paladines, caballeros, montaraces, barbaros y por supuesto guerreros. Lo cual quiere decir que en lo que respecta a la historia de sus personajes, se han entrenado para combatir en la guerra y casi seguramente han tomado parte en alguna.

    Soy, Perdicas, hijo de Cleonas. Llevo el nombre de mi bisabuelo, que dejo Macedonia junto al Gran Alejandro, cuando solo era un muchacho. Y aunque ni yo, ni mi padre, ni mi abuelo hayamos visto jamas las montañas de Macedonia, nos sentimos tan macedonios como si hubieramos nacido en Pella, pese a que hayamos visto nuestro primer amanecer entre los juncos de la ribera del Padre Nilo. Mi padre me enseño desde niño a llevar el hoplon y la sarisa, a ser un Pezoi, un soldado de la falange. El rey Ptolomeo dio esta tierra a mi bisabuelo a cambio de servirle en la guerra, y mientras sigamos cumpliendo con ese deber, sus descendientes la mantendremos.

   La epoca helenista nacio en los campos de batalla. Las conquistas de Alejandro crearon las condiciones para su inicio, y las guerras entre sus generales, los diadocos, le dieron forma. Hasta la lengua de la Era, el koine, empezo como una lengua franca para que los mercenarios se entendieran entre si. Por tanto la guerra es consustancial a esta epoca, una forma de vida. Los reyes deben demostrar estar a la altura de Alejandro, y la mejor forma de hacerlo es conducir a sus ejercitos a la batalla. Estos ejercitos estas constituidos a medias por levas entre los descendientes de los macedonios y griegos asentados en las tierras orientales, y los mercenarios que se contratan para la ocasion. En esta epoca nadie tiene un ejercito permanente. Fuera de algunas fuerzas de elite, las guarniciones de las fortalezas situadas en puntos estrategicos y las guardias de corps de los reyes, los ejercitos se convocan con ocasion de una campaña militar. Se crean uniendo una mezcla abigarrada de levas, contingentes impuestos a los reyes tributarios y mercenarios. Buscan el enfrentamiento con el enemigo en una gran batalla decisiva durante el verano y luego se dispersan hasta el año siguiente, en caso de que se les vuelva a convocar.

"¡Que dura vida la del soldado de fortuna!"


  Asi que tanto por parte del sistema como de la ambientacion, todo conspira para que la guerra este a menudo presente en las sesiones de juego. Dejando el tema de los juicios morales a un lado, esto permite al master crear situaciones de conflicto, oportunidades para los que tengan el valor de tomarlas, y circustancias que obliguen a colaborar a individuos de lo mas variopinto.

Tres dias. Tres dias de hambre y pestilencia, con las moscas zumbando por doquier. Las malditas habian criado por millones en los cuerpos de los que habian caido en la batalla, y estaban por todas partes. El agua se estaba acabando y no teniamos comida. El enemigo esperaba fuera, tras las columnas que marcaban el limite del Santuario. Y no parecia que quisieran irse. Tres dias. Tres dias encerrado en un santuario olvidado por todos los dioses salvo al que estaba consagrado, con un tracio patan, un galata de orejas puntiagudas y un judio que debia haber escapado del patibulo enrolandose a ultima hora. Durmiendo con un ojo abierto por miedo a no despertar, rodeado de semejante calaña. Habia que decidir ya. O entregarse o los Tuneles. Antes de que estuviesemos demasido debiles para huir.


   Esta manera de hacer las guerras, por temporadas, permite a los pjs compatibilizar las campañas militares con las "misiones personales". Los personajes pueden haber oido hablar de unas ruinas prometedoras durante la campaña de verano y volver mas tarde durante el invierno o al año siguiente a echar un vistazo. O si son menos escrupulosos una mansion o una aldea facil de saquear respetada por la guerra. O volver a su lugar de nacimiento, con un nuevo nombre y aspecto, para ajustar cuentas en el mejor estilo Clint Eastwood.
Publicar un comentario