viernes, octubre 08, 2010

Diario de Partida VI: El mago se vende

  No hay otra forma de decirlo. Joven mago caotico malvado con un sencillo sueño; hacer el mal y putear por doquier. Joven mago se enfrenta al Sistema y el Sistema le derrota y lo anula al primer asalto. El joven rebelde sin causa se convierte en proyecto de pilar del sistema en un plisplas. ¿Y como ha ocurrido, os preguntareis?, pues esta es la historia:
   Dejamos a los aventureros en la ciudad de Itanos, polis controlada por el tirano Fition, que ademas de tirano es un poderoso hechicero.  Fition ha ido colocando a otros hechiceros en un posiciones de poder, intentado crear una nueva clase dirigente que se lo deba todo a el y le proteja de una mas que probable contrarrevolución. Los magos jóvenes, con sus túnicas con orla purpura, se pasean por la ciudad como si fueran los amos de la creación, mientras los ciudadanos murmuran a sus espaldas.
  Cuando los personajes salen de la casa de Brasidas, proxeno de Mileto y donde se aloja Eamon el gálata, un joven mago Herodoto se dirige a Anfion, e ignorando totalmente a los demás. Herodoto invita a Ansión a una fiesta en la cercana Casa de Lisistrata, una hetaira. Allí el joven mantis se libra a toda clase de excesos, disfruta de una magnifica felacion, se mete un tirito de adormidera elfica, y bebe hasta desmayarse. Al dia siguiente, se despierta entre dos bellezas, y decide que Itanos es el puto paraiso, asi que en cuanto Herodoto le sondea, dice que estaria encantado de hacerse ciudadano y disfrutar de casa y comida a cuenta del Estado. El joven Anfion se retira del negocio de la Aventura, todos sus ideales enterrados. ¿Para que luchar entre el lodo arriesgando el pellejo por un puñado de dracmas si puedes conseguir un puesto de funcionario?. Luego me preguntaran por que no creo en los alineamientos. No os lo perdeis en un par de años esta serie tendra un spin-off , "Los Anfion", en la que veremos al joven mantis convertido en padre de familia y pilar de la comunidad, calvorota y criando barriga.
Pentecontera griega
   Y bueno, mientras el mantis se da la gran vida y vende sus principios por un par de tetas, los demas aventureros siguen recorriendo el duro camino de la vida. Buscando el bien ganado asueto se encuentran con que el mejor lupanar de la ciudad, la Casa de Lisistrata, esta cerrada para una fiesta privada. Asi que buscan acomodo en la Posada de la Violeta, regentada por la bella posadera Frine, que sucumbira mas tarde a los encantos de Alcibiades el siracusano.  Aburridos y sin saber muy bien que hacer, Perseo seduce a la criada de la posada, y Argiaco trata de averiguar la situacion de la ciudad, que esta tensa y a la expectativa, como un gato arqueado sobre una silla. Las patrullas de los "colas de lobo", mercenarios barbaros a sueldo del tirano recorren la ciudad y restringen la entrada al puerto, que ha sido parcelado en dos zonas. En la septeptrional junto a la ciudadela ocupada por los soldados egipcios, estan los cuatro penteconteros de los piratas, incluyendo al celebre Androcles de Camarina, el cual proboca un altercado en el agora, cuando no le permiten acceder al mercado para comprar comida. Androcles, en un parlamento no exento de habilidad oratoria declara ser "un compatriota heleno de buena fe" y clama contra los que favorecen a "los mas terribles y pertinaces enemigos de los helenos: los fenicios".

Quinquirreme cartaginesa
 Perseo es contactado por Niceforo, el mismo agente que ya los contrato en el Cabo Malea. Niceforo parece ser un agente cartagines, e iba en el impresionante Puño de Baal, el quincuarreme cartagines anclado en el sur del puertol. Pronto entran en tratos de nuevo y los aventureros que siguen en activo, se ponen a trabajar diligentemente para la ciudad de Dido. Descubren entre otras cosas que los mercaderes locales estan deseando que los extranjeros se marchen cuanto antes, ya que los negocios estan parados, que entre los piratas hay dos "italos", tipos reservados y de aspecto serio y que tienen toda la pinta de ser los representantes de la republica del Tiber.
  Niceforo les pide que arreglen un trato con los mercaderes para proporcionar al Puño el apoyo logistico que necesita. Los mercaderes aceptan tras una dura negociacion, pero ponen una ultiima condicion para poner a prueba a los cartagineses: que se elimine a los dos agentes italos.
Publicar un comentario