sábado, octubre 23, 2010

El eco de lo Inevitable.


"Roma crea un desierto y lo llama paz"
 Tácito
     Si a un habitante cualquiera de la cuenca mediterranea, a mediados del siglo III A.C, alguien le hubiera dicho que en un siglo, todos los reinos y naciones que rodeaban ese mar estarían bajo el dominio de una sola potencia, tan poderosa que el propio mar pasaría a llamarse Mare Nostrum, hubiera tomado a esa persona por loca.Pero hubiera sido una profecía totalmente acertada. Es lo que va a pasar. Es el Destino. Lo Inevitable. Y por tanto es el reto perfecto para un grupo de héroes.

    A algunos grupos de jugadores les gusta que el tono de la partida sea una mezcla de Conan y el Halcon Maltés. Personajes simples y brutales en un mundo simple y brutal, donde la linea entre el mal y el bien es siempre borrosa, donde lo importante es uno mismo y su beneficio. No habia caido hasta ahora, pero sin duda en el tono de muchos de los relatos de Howard tiene una gran influencia de la literatura y el cine negro, en plena eclosión justo cuando el escribió las aventuras del cimmerio. Conan recorria las calles de Shadizar, llenas de vicio y corrupción, al mismo tiempo que  Sam Spade las de San Francisco. Eran los tiempos de la depresión, tiempos de hombres implacables y sin grandes ilusiones, de hechos concretos y no de divagaciones metafisicas. Y a algunos ven así a sus personajes. Tipos de origenes humildes que buscan medrar, sin demasiados escrupulos. Puede que haya algunas cosas que no estén dispuestos a hacer, pero solo algunas. La vida es dura amigo: hay esclavitud, pillaje, saqueo de tumbas.... Seguramente por eso en tantos juegos de rol aparecen criaturas a las que se pueda matar y robar sin demasiado cargo de conciencia. Criaturas sin libre albedrio, hacia las que nadie siente la minima empatia. Los jugadores pueden dedicarse al saqueo sin el menor remordimento, la moralidad esta satisfecha.

    Pero hay también muchos jugadores que necesitan una Causa. Algo mas grande que ellos a lo que dedicarse, que haga que su nombre perdure en la Eternidad. Como Aquiles o Eleazar el Mataelefantes, sus personajes prefieren una vida breve y fama inmortal, a una vida larga y el olvido. Y si pueden lograr la fama inmortal y seguir vivos aun mejor.

    Y en el mundo de Beta, en el que los limites del bien y del mal no suelen estar claros, el reto numero uno, la tarea no solo a la altura de los Héroes, sino de los mismos Dioses, es desafiar al Destino. Lo cual es especialmente apropiado, ya que desafiar al Destino es un tema recurrente en la literatura Griega y Latina. En la Iliada todo lo que va a ocurrir ha sido predicho: la muerte de  Aquiles, los diez años de asedio,la destruccion de Troya, los veinte años de ausencia de Odiseo... Pero aun así los heroes desafían a las Parcas, las tres diosas que tejen el destino de los hombres.

"A un lado: somos la paz y la civilizacion"
     Si en el siglo III A.C alguien recibiera una profecía tan fiable como las de los heroes homericos sobre lo que esta por venir, sin duda le habria revelado algo parecido a lo que deciamos más arriba. Sin duda en verso y en el confuso lenguaje de la adivinación, pero podrian haber dicho algo asi: Del Oeste llegara el que pondra su yugo a todos desde las Columnas de Hercules al Eufrates. Roma. Una sola palabra pero aun resuena con fuerza irresistible mas de dos mil años después. Roma, cuya confianza en si misma y en su destino no flaqueo durante siglos, cuyo pueblo jamas daba por perdida una guerra, capaz de llevar su cultura, sus leyes y su idioma no solo por todo el mundo conocido, sino también por tierras perdidas en las brumas de la leyenda. Roma que pondría los cimientos de Occidente.

    Visto con la perspectiva del historiador, el triunfo de Roma parecía inevitable. Los demas pretendientes a la Corona del Mundo eran demasiado debiles o demasiado decadentes o ambas cosas. Solo Roma unida la Ambicion y la Perseverancia necesarias para lograr el objetivo final. Cartago soñaba con un imperio comercial, los Diadocos con convertirse cada uno de ellos en el nuevo Alejandro. Solo Roma tenia la voluntad de crear algo nuevo.

   Así que enfrentarse a este Destino, no solo es una tarea heroica, sino tambien moralmente cuestionable. Si nos movemos en las coordenadas morales del Mal contra el Bien el triunfo de Roma seria algo maligno. Es la victoria de una nacion sobre todas las demas,eliminandolas. Un triunfo que hara desaparecer culturas enteras, que provocara millones de muertes y condenara a millones de seres humanos a la esclavitud.  La imposición de una cultura y un gobierno por la fuerza de las armas en un territorio inmenso.

   Sin embargo en el eje moral del Orden contra el Caos, la cosa no esta tan clara. La verdad es que, emulando a San Isidoro de Sevilla, el mismo origen de las palabras nos da la clave. Orden es una palabra de origen latino, Caos es una palabra de origen griego. De algun modo estas palabras reflejan el caracter de ambos pueblos: los romanos, perseverantes e industriosos aunque poco imaginativos, los griegos, tan brillantes como volubles, eternos insatisfechos.
Roma y Grecia: Orden y Caos

   La victoria de Roma sera la victoria del Orden, ya que su triunfo creara la Pax Romana, todo el Ecumen, e incluso tierras fuera de el, bajo el mismo gobierno, con un idioma, unas leyes y unas instuticiones comunes. Cesaran las eternas querellas entre tribus, ciudades estados y pequeños reinos.  Pero a un coste terrible.

     Pero esto es el futuro. Ahora mismo Roma esta en guerra con Cartago, y la oponion mayoritaria es que va perdiendo. El Destino no es bueno ni malo, simplemente es, en una partida de Rol, es prerrogativa del director de juego el dejar abierta la puerta para que los jugadores puedan cambiarlo:¿Desafiaran los aventureros al destino?, ¿trataran de detener la marea del SPQR?, ¿o se haran un lado, temiendo acabar como otros que osaron desafiar a las Moiras?.


Publicar un comentario