martes, noviembre 09, 2010

La Caida de Babilonia (I): Cuando el Elefante cruzo la Puerta de Ishtar

¡Cayó, cayó la Gran Babilonia! Se ha convertido en guarida de demonios, en refugio de espíritus inmundos, en nido de aves impuras y asquerosas;

Apocalipsis 18,2
   Pese a lo que dicen las biblicas profecias, la caida de Babilonia fue un proceso bastante menos rapido aunque no exento de dramatismo. La ciudad, a la que Alejandro habia hecho su capital, fue dejada de lado por los diadocos en general, y por los seleucidas en particular. Seleuco Nicanor, el primero de dicha dinastia, fundo no muy lejos Seleucia del Tigris, desplazando a gran cantidad de población desde Babilonia a la nueva colonia y, de paso, usando abundantes materiales de la primera en la segunda. Finalmente, en el 145 A.C los partos arrasaron la ciudad y esta quedo totalmente abandonada.
  Como en tantas ocasiones, las fuentes dejan grandes lagunas: ¿como fueron los años de decadencia de Babilonia?. No lo sabemos. Los arqueologos nos pueden dar datos sobre si habia signos de actividad en la ciudad y construir hipotesis a partir de ellos, pero no fechas, nombres...
  Pero esas lagunas frustrantes para el historiador son oro para la ficcion.....

 CUANDO EL ELEFANTE CRUZO LA PUERTA DE ISHTAR*

   Arquelao habrio los postigos y dejo que los rayos de Apolo inundaran su habitacion. Aunque apenas hacia una hora que habia amanecido, el calor ya empezaba a ser agobiante. Justo debajo de el, en la via procesional, las acolitas de Ishtar colocaban guirnaldas de flores y otros adornos, realzando aún mas la belleza del conjunto, con sus ladrillos de brillantes colores y sus frescos de animales. Todo debia estar lista para la magnifica entrada de la nueva estatua del Gran Dios Bel, regalo del rey Antioco.

   Antioco trataba de congraciarse con este regalo con los sacerdotes de Bel-Marduk, que seguian teniendo una gran influencia entre los campesinos de Mesopotamia, y que no perdonaban a los seleucidas que hubieran permitido la decadencia de la ciudad. Desde su puesto en el consejo de Seleucia del Tigris, Arquelao habia actuado como mediador entre el rey y los sacerdotes, convencenciendo a Antioco de la necesidad de hacer un gesto hacia el poderoso clero babilonio. Una ofrenda, una nueva estatua crisoelefantina del gran Bel-Marduk. Y para que la entrada fuera memorable, la estatua debia entrar a lomos de la mas majestuosa de las critaturas de la tierra: un elefante.
   Era una apuesta arriesgada, y Arquelao arriesgaba en ella todo lo que tenia: riqueza, posicion... El trabaja de una vida. De hecho el trabajo de varias vidas. Pero estaba tranquilo, pasara lo que pasara se acercaba al final del camino que habia emprendido bajo aquel olivar de Crisia, hace ya mas de setenta años. Habia sido dificil convencer a los sacerdotes, pero al final, habian comprendido que la unica esperanza para que Babilonia resurgiera era seguir su plan. A mediodia, cuando Bel-Marduk estuviera en su zenith, el elefante cruzaria la Puerta de Isthar



*Dedicado a Wachinayn y a su blog de la Puerta de Isthar. Si no lo conoces, ¿a que esperas?.
Publicar un comentario