jueves, noviembre 18, 2010

La Caida de Babilonia (IV): El sacerdote y el espia

"... No, la gente decente ya no se atreve a salir cuando la luz de Marduk se ha apagado, con todos esos horrores sueltos... y nosotros nos vemos impotentes, quedamos ya muy pocos, y muchos de los secretos de nuestros padres se han perdido, las formulas y rituales que mantenian a raya a los Etemmu y a los Hijos de Tiamat se han perdido o las tablillas donde estan grabadas se han vuelto ininteligibles hasta para nosotros. Es terrible..."
  Arquelao asentia en silencio a todo lo que decia el anciano sacerdote. Que perorara todo lo que quisiera sobre lo mal que iba el mundo y cuanto mejor eran las cosas en su juventud, mientras le diera lo que necesitaba. 
   "Sin duda teneis razon santidad, es por eso que urge llevar adelante mi empresa, para que las cosas vuelvan a ser lo que eran .."
   "No tan rapido". La voz del anciano sacerdote sono como el chirrido de una puerta, mientras se giraba con una energia insospechada para su enteco cuerpo . "Uno no puede adentrarse en los dominios de Nergal y Ereshkigal inpumenmente, como la mismisima Ishtar descubrio" 

Por un instante el porte del sacerdote se volvio mayestatico, dejo de estar encorvado, sus magnifcas vestiduras Azul Eufrates, rojo Babilonia y oro Marduk , aletearon furiosas a su alrededor. Un aura de luz dorada resplandecia en su cabeza como una corona, sus ojos se volvieron penetrantes como los de un halcon y un leon rugia en su voz. Muy a su pesar, Arqueleo se encogio y adopto una postura defensiva. "Estupido,¡¡ Estupido!!, es solo un conjuro", se reprendio a si mismo.


"Nos pides, griego, que te revelemos secretos que solo unos pocos conocen, y a cambio solo nos ofreces promesas". El dedo del hierofante, tan delgado que era poco mas que hueso, apuntaba inflexible hacia Arquelao como si la furia de un dragon pudiera salir de el y fulminarlo en el acto. Arquelao trago saliva, y reuniendo todo su fuerza de voluntad respondio.


"Es cierto. Yo no ofrezco nada tangible, solo palabras, la fuerza de mis manos y mi propio empeño en llevar adelante esta empresa. Mas piensa esto sacerdote. Puedes arriesgarte y confiar en mis promesas, o seguir comiendo las migajas que los seleucidas te arrojan desde su mesa"

".. en nido de aves impuras y asquerosas"

   La envidiable situacion de encrucijada de caminos de Babilonia, unida a su actual estado de abandono, han convertido la ciudad en un refugio ideal para los fuera de la ley. Desde pobres desgraciados que huyen de la esclavitud o la servidumbre, hasta estrategas del crimén con cientos de bribones a sus ordenes.
   En Babilonia confluyen las rutas comerciales que bajan desde el norte a la desembocadura del Eufrates y el Tigris con las que vienen desde el Mediterraneo y atraviesan el desierto Sirio. Ademas sigue siendo un importante centro religioso, y miles de peregrinos acuden todos los años a los festivales sagrados mas señalados. Por ultimo es el centro del contrabando en el antiguo Imperio Persa. Cualquera que quiera adquirir objetos curiosos o valiosos, con o sin valor magico, de las antiguas civilizaciones orientales como Sumer, Accad, Hatti o Elam, debe venir aqui.
    Si a esto unimos el desinteres y el abandono en que los seleucidas han sumido a la ciudad, esto crea el caldo de cultivo ideal para la eclosion del crimen.
Algunas Bandas de criminales Babilonia:

Los hijos de Mardoqueo: Por sorprendente que pueda parecer Babilonia es un lugar sagrado para muchos judios. No solo por la cantidad de veces que aparece en el Libro de los Libros, sino por su importancia en la evolucion de su religion. Durante el Destierro de babilonia, el libro sagrado fue reelaborado en gran parte, y aqui ocurrieron multiples milagros asociados con el profeta Daniel. El centro del peregrinaje hebreo es la sinagoga de la Casa de Daniel. La sinagoga ha sido controlada durante tres generaciones por la famila Ben Zaim, siendo el patriarca actualmente el formidable Gedeon Ben Zaim, cabeza de la organizacion criminal conocida como los Hijos de Mardoqueo. Se dedican sobre todo a la extorsion y a la proteccion. Cualquiera que haya visto al buen rabi Gedeon paseando por el mercado mientras recolecta "donativos",rodeado por media docena de tipos enormes con solideo, trenillas y enormes mazos de picapredero, sin duda no lo olvida.

Los piratas de Nabuco: La navegación fluvial por el Eufrates y el Tigris tiene una gran desventaja  frente a navegar por el Nilo. Mientras que en el rio egipcio se puede confiar en el viento para remontarlo contra corriente, con los rios que dan nombre a Mesopotamia (Tierra entre Rios) no ocurre lo mismo, si uno quiere remontar el Eufrates o el Tigris, tiene que recurrir a la sirga, al arrastre  de embarcaciones mediante personas o animales. Esta circustancia, genera multiples ocasiones para la pirateria por tierra y agua, y la caotica Babilonia un mercado ideal para vender el fruto de tales latrocinios. Un rufian especialmente exitoso en estas lides es un misterioso individuo llamado Nabuco. Nadie le ha visto en persona, aunque todo el mundillo criminal conoce a alguien que conoce a alguien que lo ha visto. Tiene una magnifica red de inteligencia que le permite saber que cargamentos merece la pena atacar y cual es el mejor momento de hacerlo, ademas de una magnifica red de distribución para comercializar su botin.

Los galatas colgantes de Babilonia: cuando Antioco I Soter capturo a gran cantidad de galatas en Anatolia hace algo menos de treinta años, se quedo cierto numero de ellos para su servicio personal. Llegado el momento, le parecio conveniente dejar a unos cuantos en su palacio de Babilonia, especialmente a un sacerdote (druida) llamado Llyr, al que asigno la imponente tarea de restaurar a su antiguo esplendor a los Jardines Colgantes de Semiramis. Atado por sus juramentos, Llyr y sus discipulos, humanos y elfos por igual, se pusieron manos a la obra y no solo hicieron que los jardines recuperaran su antigua gloria sino que estos florecieron de tal forma que las enredaderas y arbustos se extendieron por el area circundante convirtiendolo en lugar lleno de flores y belleza.  Pero entre la bella espesura, se oculta el pecado, como en el Jardin del Eden. Llyr y sus acolitos tienen plantaciones secretas de adormidera y de cañamo en y fuera de los Jardines y los senderos de estos estan recorridos por toda clase de criaturas, muchas de ellas espias y vigias del druida galata, otros siniestros guardianes. Y toda una multitud de raterillos y correveidiles que trabaja para Llyr sabe que si se encuentran en peligro, solo tienen que llegar hasta la parte sur del palacio, trepar por alguna de las lianas dispuestas para ello, y estara a salvo en la espesura, y ademas, en terreno real.
Publicar un comentario