miércoles, enero 19, 2011

Diario de Partida X: De medianos y gigantes

      Dejamos a nuestros amigos aprestandose para iniciar el largo viaje hacia Oriente en el plazo de una semana. Sin embargo, un par de dias despues, Vindex, el jefe de guardias de la caravana que los ha contratado les propone un negocio. Resulta que cree que ha identificado a los saqueadores que atacaron la caravana. Si consiguen dar con su madriguera y recuperar lo robado, podrian ganar una fortuna al devolverselo a sus dueños.
    Aunque algunos de los terminos del trato no acaban de convencer a los pjs (¿solo un 20% del valor nominal?, que estafa!!!), deciden que la recompensa merece la pena, y marchan hacia el montañoso interior de fenicia, lleno de rocas y cedros.
    Tras un dia de marcha en el que no hay nada que relatar salvo la costumbre de Vindex de marchar solo con un taparrabos (hay que aprovechar el buen tiempo segun el), se encuentran con el rastreador que ha dado con la pista de los bandoleros: Gedeon Bar Levi, todo un caracter.
    Gedeon es un amalteo, viejo compañero de correrias de Vindex en los tiempos conocido en todos los burdeles de Gaza a Babilonia como "la pulga lasciva", segun Vindex. De nuevo segun el celta tras sufrir una insolacion (ser iluminado segun Gedeon), decidio convertirse al judaismo, tomando el nombre de un juez de Israel cuyo nombre significa "Guerrero Poderoso" y que era el hijo pequeño de su familia.
   Gedeon es doblemente osco, por amalteo y por judio, pero es realmente un gran rastreador y lleva al grupo hasta una pequeña aldea junto a un pozo donde se puede comprar algo de ropa y conseguir informacion. Al parecer nadie sabe nada de bandoleros, pero si de una terrible bestia de grandes alas que ha estado robando cabras. Dicen que tiene cuerpo y cabeza de una vieja horrible una bruja.
   Los pjs deciden investigar y hablan con un testigo de uno de los ataques, un cabrero, en cuya historia descubren un fallo. Tras enfrentarle a la evidencia este confiesa que todo es cierto, salvo que la diablesa tuviese aspecto de vieja, sino todo lo contrario, joven y hermosa, en especial un trasero de divinas proporciones que fue la verdadera razon por la que el cabrero se quedo congelado en su sitio y no fuese a rescatar a su cabra, ya que no queria perderse tan celestial vision. Y por supuesto no quiere que su señora se entere de esos pormenores del suceso.
     La expedicion continua, entre estas tierras cada vez mas aridas y hostiles. En determinado momento en que los aventureros se hallan entre matas con espinas de hasta 20 centimentros, uno de ellos divisa una forma alada que se acerca y todos se ven obligados a ocultarse entre las espinas con el consiguiente perjuicio para sus finas pieles. El daño se ven en alguna medida paliado por la recompensa de ver a la diablesa (una arpia), sobrevolandoles, mostrando a la vez cuanto tiene de bello.
   Un inciso para explicar que la imagen es de A.J Manzanedo, y  es la ilustracion de la Arpia que aparece en la marca del este. Por alguno razon en este juego han decidido desmarcarse de la imagen tradicional de la arpia y darle un aspecto mucho mas sensual. Y yo he decidido aprovecharlo a tope en este modulo. Con ese cuerpo ¿quien necesita Canticos Paralizantes?
   Por fin cuando llega el ocaso ven a lo lejos una torre de unos veinte metros de alto, en la que ven como se posa una arpia, y deciden ocultarse, a la espera de la noche, para acercarse hacia el asentamiento de los bandoleros.
   Y el mismo es ciertamente formidable. En lo alto de una colina, rodeado por dos circulos de muralla, el asentamiento parece ciertamente inexpugnable. No obstante, con el valor que da la avaricia, nuestros esforzados heroes deciden hacer una incursion nocturna para explorar la fortaleza.
Argiaco, Agis y Gedeon se internan en la noche hasta llegar junto al muro exterior y deciden escalarlo. Al principio la cosa va bien, consiguen penetrar en el recinto exterior y luego en el interior, explorando el interior de la fortaleza. Pero al abandonarla son descubiertos y se inicia una caza  del hombre entre las colinas durante la cual los aventureros estan a punto de ser capturados varias veces y solo mostrando arrojo y capacidad de sacrificio consiguen ponerse a salva en una escarpadura entre las rocas, donde los localiza el enemigo.
Las Nuevas Termopilas
  Encajonados pero en un lugar de facil defensa, los pjs y pnjs se aprestan a la deseperada defensa. Alcibiades, Vindex y Cleonte se colocan en hilera, escudo contra escudo. Argiaco, Gedeon y Agis se colocan en las altas peñas para cubrir con flechas, bolas de plomo y jabalinas a sus amigos. La posicion elevada les favorece y consiguen resistir el embate de la primera oleada, dejando cuatro cadaveres ante ellos pese a haber sido heridos. La siguiente oleada intenta tambien trepar a los flancos pero fracasa. Es entonces cuando los atacantes se apartan, y al ritmo seco de los tambores aparece la enorme figura de un nefilim de dos metros y medio con un enorme pico de guerra en las manos.
   Nuestros amigos triniveles parecen hallarse en un serio aprieto, pero la fortuna no les abandona esta vez aunque ha sido esquiva gran parte de la sesion. Tyche, quizas alentada por el poderoso Zeus, al que aquellos por cuyas venas corren algunas gotas de divino icor (Alcibiades y Agis) pueden ver sentado en su trono disfrutando de la batalla mientras devora lo que parecen rebanadas de pan con queso feta, parece favorecerlos y el poderoso titan cae ante el diluvio de golpes sin haberles tocado ni un pelo.
    Desalentados ante la derrota de  su campeon los bandoleros se retiran. Al  poco aparece un hombre de mediana edad y aspecto de fiera elegancia, con simbolos de tregua. Ofrece a los jugadores paso libre a través de las tierras de los Kindalar si se marchan. ¿Que ocurrira?

Y asi acabo la sesion, en pleno cliffhanger. Veremos que ocurre. Las minaturas son obra de uno de los jugadores del grupo Gabaldon y la excenografia del club dragon, del que somos miembros.
Publicar un comentario