domingo, junio 17, 2012

Historia de Helas por un rolero VIII:Maraton

Esta entrada es la primera dedicada a las guerras medicas, que enfrentaron en el siglo V  A.C a griegos y persas. Pero como estoy hasta las narices de oir hablar de esos espartanos que a muchos les parecen tan guais pero nadie en su sano juicio querría tener como vecinos, he decidido romper una lanza, o mas bien colocar mi hoplon en la falange para recordar a aquellos valientes que fueron los primeros en vencer al Medo, los mercaderes, zapateros, comerciantes y granjeros atenienses, para los que la guerra no era una forma de vida sino un penoso deber, y que pese a ello, se ataron los machos y guiados por el brillante Milciades, vencieron con la sola ayuda de los plateos al ejercito de Datis en el campo de Maraton. Los espartanos, que habian dado largas cuando se les pidio su ayuda, solo llegaron a tiempo de ver el fruto de la victoria ateniense y que se les pusiera el rostro del mismo color que sus capas.

1)LA REVUELTA JONIA (499-493 A.C)
Los problemas entre Atenas y el Imperio Persa empezaron cuando una serie de ciudades griegas, en concreto jonias, se rebelaron contra los persas encabezadas por Aristagoras, el tirano de Mileto. La razon de fondo de esta revuelta era el cada vez mayor control que los persas ejercian sobre las rutas comerciales de los mares Negro y Egeo. Los persas habian conquistado Tracia y varias islas estratégicas, controlando el comercio entre el mar Negro y el resto del Mediterráneo.
Al principio las cosas fueron bien paro los helenos. Se consiguieron varias victorias incluida la toma de la ciudad de Sardes, capital de la satrapia de Lida. Sin embargo, el Imperio acabo por reaccionar y demostrar una gran capacidad de organizacion, las fuerzas griegas fueron derrotadas por mar y por tierra y Mileto fue arrasada. Dario I, el Gran Rey, juro venganza contra las ciudades helenas de Eretreia y Atenas, que habían apoyado e instigado la rebelión.

Posibilidades de ambientación: la revuelta jonia es interesante sobre todo por un motivo. Pese a las simplificaciones posteriores, en esta epoca los griegos estaban muy divididos con respecto a la politica a seguir con los persas. Varias ciudades helenas como Halicarnaso, no solo no renegaban de la protección del Imperio, sino que lo apoyan con soldados y naves en su guerra contra los jonios. La mayoria de los griegos de la propia helade continental veian las acciones de los jonios de Eretreia y Atenas como peligrosas aventuras de temerarios advenedizos que pueden acabar atrayendo la ira del mayor poder militar y económico de la Tierra sobre sus humildes ciudades-estado.
Esta situación puede dar mucho juego para partidas de comercio, espionaje y similares. Ademas, dentro de la forma de ver la guerra de la época, puede permitir a personajes que no procedan o no se identifiquen como habitantes de las ciudades en guerra abierta con los persas moverse libremente por su imperio, o incluso entrar a su servicio. No seria descabellado que unos helenos trabajaran con toda su buena intención para que el Imperio acabe con las aventuras de Atenas, ese villorrio engrandecido de alfareros ambiciosos, de la manera mas rapida y eficaz posible, y no atraiga mas la atencion del Gran Rey sobre Helas. Algunos como los corintios lo verian tambien como una manera de eliminar un rival comercial cada vez mas fuerte y peligroso...

2)MARATON


Tras varios años de preparación, Dario I, el Gran Rey, decidio que habia llegado el momento del ajuste de cuentas. Preparo una expedición punitiva al mando de uno de sus generales, Datis,  que llevaba como consejero a Hipias hijo de Pisistrato, el tirano derrocado de Atenas. El objetivo de la expedicion no era la conquista sino el castigo, arrasar Atenas y reemplazar a su gobierno democratico por un gobierno titere de Hipias. No hay que atribuir connotaciones modernas ni filosoficas ha este objetivo. Los persas simplemente querian castigar a quienes les habian hecho la guerra y demostrar a los que pensaran hacer lo mismo lo caro que salia hacerlo.
Datis Desembarco en la isla de Eubea y arraso la ciudad jonia de Eretreia. Luego puso proa hacia el Atica, donde aconsejado por Hipias, decidio desembarcar en la amplia llanura costera de Maraton.
   La asamblea Ateniense pido ayuda a otras polis helenas, especialmente a Esparta, pero los espartanos, alegando la celebracion las fiestas carnas o carneia, retrasaron su marcha. Solo la pequeña ciudad beocia de Platea acudió en su ayuda.
     Los ejercitos persa y griego se estuvieron contemplando uno a otro durante varios dias, los persas en la llanura junto a su flota, los griegos en lo alto de las colinas que la rodeaban. Finalmente, Datis, para romper el impas, ordeno reembarcar a su flota para desembarcar en otro punto del Atica, confiando en llegar antes que el ejercito atenientes. Dado que la operacion de embarcar a la caballeria era la que mas tiempo llevaba con diferencia, empezo por embarcar a esta. Entonces fue cuando Milciades vio su oportunidad.
    Milciades era uno de los comandantes del ejercito ateniense. Habia varios, y se rotaban cada dia al mando. El dia de la batalla no era el turno de Milciades, sino el de Aristides, luego conocido como el Justo, que se lo cedio. Milciades era el unico de los comandantes que era lo que hoy llamariamos un militar profesional, y ademas el unico que conocia algo de la manera de combatir de los persas por su experiencia en las guerras de Tracia. Ordeno a la falange aprestarse para el combate y cargar ladera abajo por la llanura de Maraton. Las prietas filas de la falange acorazada trituron literalmente a la infanteria persa, que no tuvo espacio para maniobrar y no pudo contar con la ventaja de la caballeria para flanquear a los atenienses. La expedicion de castigo de Dario se saldaba con un sonoro fracaso y el prestigio de Atenas subio muchos enteros. Por el contrario, la tardia llegada de los espartanos al campo de batalla se convirtio en una mancha en el prestigio militar de los lacedemonios durante la siguiente decadada.

Posibilidades de ambientación: la batalla de Maraton puede servir como un punto de inflexion perfecto para un grupo de personajes atenieneses. Si esta jugando con el tipico grupo de personajes de niveles bajos, la interpretación de los meses previos a la invasion persa, con sus rumores, debates políticos, intrigas y temores, pueden dar mucho juego. Espias persas, partidarios de Hipias o simples arribistas pueden ser rivales interesantes en estos meses previos, aderezados con gotas de fantasia si se considera adecuado (los agentes persas pueden ser magos y los partidarios de Hipias pueden tratar de robar algun objeto sagrado del Acropolis).
Un consejo para los masters de  Trasgos y Mazmorras u otros retroclones. Yo daria a los personajes un nivel de guerrero por lo menos, para reflejar el entrenamiento basico que se daba a los jovenes en los gimnasios de Atenas en aquella epoca y que les permitia tener un entrenamiento basico en formacion de falange, uso de la lanza y el hoplon (escudo) y en llevar armadura (generalmente petos de lino con refuerzos de cuero o bronce). En otros sistemas de juego esto podria reflejarse con puntos adicionales para las habilidades adecuadas, quizas a cambio de otras cosas..
La batalla en si tiene mucho potencial. Primero como primera experiencia belica de los jugadores, luego el botin obtenido en la misma puede servir de Mc guffin para otras lineas de historia, y si tienen ambiciones politicas la camaraderia del combate les puede permitir entablar relaciones interesantes o destacar a lo ojos de Temistocles, Aristides, Milciades u otros de los lideres atenienses..

Publicar un comentario