sábado, septiembre 29, 2012

Historia de Helas vista por un rolero XI: Guerra Fria en el Egeo

Soy un cobarde, pero quizás vosotros os beneficies de mi cobardía y mi reticencia a enfrentarme aun al peliagudo y siempre deprimente tema de la Guerra del Peloponeso. He decidido no abordar este tema todavía  y dedicar esta entrada al interregno que se extiende entre Micala y el principio de la Guerra del Peloponeso, aproximadamente del 478 al 431 A.C.

Como veis son casi cincuenta años. A lo largo de este tiempo las fricciones entre Atenas y Esparta se van aumentando en frecuencia y gravedad, en un proceso que a menudo ha sido comparado con la Guerra Fría entre la Union Sovietica y los EEUU.

Y es que entre las fuentes, relativamente numerosas, y el tono de las disputas, asombrosamente moderno, el conflicto entre las dos "superpotencias" helenas nos es mucho mas cercano que por ejemplo, el mismismo Maquiavelo, que escribe para un mundo que es aún cuasi-feudal.  Naturalmente esta es una opinión puramente personal, os animo a que leáis las fuentes originales por vosotros mismos. También animo a HBO a que haga una serie de la Guerra del Peloponeso un dia de estos. Les saldría mas barata que Juego de Tronos, aunque no fuera mas que porqué gastarían mucho menos en guardarropa, que Tucidides ya dejo la obra mas o menos terminada (bueno, en realidad tuvo que terminarla Jenofonte en sus Helénicas) y seguramente en la Helas Intervenida de nuestros días recibirían una superproducción con los brazos abiertos.

Bueno, ya vale de desbarrar. Al grano. El periodo del que estamos hablando queda marcado sobre todo por el ascenso de la Liga de Delos.

La Liga de Delos: la liga de Delos fue el instrumento de la hegemonía ateniense. Al principio era una coalición de polis libres, con Atenas al frente, cuyo propósito era continuar la guerra contra el Medo  hasta conseguir la libertad de todos los helenos sometidos a él. Y de paso botín y el control sobre las rutas comerciales, claro.

Delos (no confundir con Delfos) era una pequeña isla, situada en el centro de las cicladas, consagrada a Apolo. Era un santuario especialmente favorecido por los helenos de raza jonia, como los propios atenienses, frente al gran santuario de Delfos, que aunque estaba consagrado también a Apolo, para su gusto era demasiado favorable a los dorios.

Esté no es un detalle trivial, ya que el afán de Atenas  de presentarse como adalid de los jonios y la antigua rivalidad entre jonios y dorios jugaría un importante papel en el desarrollo de los acontecimientos futuros.

La liga tenia como objetivo combatir a los persas, y con ese fin se creo en Delos un fondo, común  llamado el Tesoro de Delos (en estos tiempos los banqueros eran los dioses, o más bien, sus templos) , y una flota. Desde el principio se fijo a cada ciudad un numero de naves con las que contribuir, siendo por supuesto Atenas la que mas aportaba, pero con el tiempo se fue ofreciendo a los aliados la posibilidad de aportar mas dinero a cambio de no aportar naves, dinero que los atenienses empleaban en construir aún mas naves, con lo cual el peso de Atenas en la liga no hacia sino aumentar, y el de los demás aliados reducirse.

No hay que olvidar que en la antigüedad el tiempo de vida medio de un navio de guerra era de unos pocos años. A los pocos años su casco, que se varaba en la arena o grava  de la costa casi a diario, y embarcaba agua constantemente por las toletes  de los remos, estaban tan deteriorado que debía ser retirado del servicio y habia que construir otro para sustituirle. Así que mantener una flota en servicio era un gasto constante, no como en el caso de los estados modernos que podían heredar las flotas de sus antecesores, ya que los barcos permanecen en servicio durante décadas.

Los atenienses fueron cogiendo la costumbre de meter mano en la caja común para pagar no solo los gastos de guerra, sino también otros, como la construcción del nuevo Partenon (el que podemos ver hoy en dia en el Acrópolis) , y finalmente, en el año 454 A.C, trasladaron el tesoro de la Liga a la misma Atenas. Poco después, en el año 450 se firmo la Paz de Calias, en la que los persas daban su brazo a torcer, se retiraban del Egeo y devolvían su autonomía a la mayoría de las polis griegas de Asia Menor, que pasaron directamente a ser miembros de la Liga. Por supuesto, gran parte de las polis de la liga decidió que había llegado el momento de disolverla, ya que había cumplido su objetivo, pero Atenas se negó y recurrió a la fuerza para obligar a permanecer en la misma a los que quisieron abandonarla.
Obra patrocinada por la Liga de Delos

Como veis lo que había empezado como una unión de pueblos libres contra un enemigo común acabo convertido en un Imperio, una situación con la que seguro que se os ocurren paralelismos pasados y presentes. Esta situación permitirá en el momento de empezar la guerra del Peloponeso a los espartanos jugar la carta de "libertadores de los helenos"

Esparta y la Liga del Peloponeso: antes de todos estos acontecimientos, Esparta era el "primo de zumosol" de Helas. Era la mayor potencia militar de Grecia, y a menudo la simple amenaza de que sus ejércitos bastaba para que se hiciera lo que ellos querian, que casi siempre era mantener a los gobiernos oligárquicos en el poder. Paradojicamente desde nuestro punto de vista el tipo de gobierno que mas detestaban los espartano eran las tiranías, y es que  hay que recordar que los tiranos helénicos llegaban al poder casi siempre como resultado de revueltas contra la aristocracia y a menudo, ya de buena gana, ya a la fuerza, sus gobiernos daban paso a democracias.
Esparta pasa la mayor parte de este periodo a la defensiva, como si dudase de su fortaleza tras el despligue de fuerza demostrado por los atenienses durante las guerras medicas. Atenas le da el primer bofeton nada mas  retirarse el Medo de Grecia, cuando construye los Largos Muros que unen Atenas con El Pireo.

Fijaros en este punto, porqué a menudo se menosprecia la visión estrategia de los hombres y mujeres de otras épocas  pero en la Grecia del siglo V A.C todo el mundo sabia lo que suponia que los atenienses construyeran un muro que cubriera toda la distancia entre Atenas y su puerto. Significaba que mientras Atenas conservara el dominio de los mares, ninguna potencia terrestre, es decir, Esparta, podría sostener un sitio contra ella. Los corintios estaban especialmente alarmados. No perdáis de vista a la ciudad del istmo, porque si bien en las guerra del Peloponeso, Esparta llevo la voz cantante, los "halcones" eran sobre todo Corinto y en menor medida Tebas.

Para Corinto los atenienses eran unos advenedizos recién llegados al club de las potencias comerciales. Unos advenedizos que se estaban introduciendo en los mismos mercados que los corintios y los estaban desplazando. En el caso de Tebas la rivalidad entre ambas ciudades era inmemorial, agravada por la proximidad territorial y hasta familiar (no era raro que los ciudadanos de ambas ciudades fueran parientes).

¿Por que la belicosa Esparta pasa estos años a la expectativa?. Dos son las principales razones. La primera es que los espartanos reales no eran como los de Frank Miller. Eran unos individuos duros y combativos pero también terriblemente conservadores y aislacionistas. Que los jovenes espartanos y sus reyes pasaran largos periodos de tiempo fuera de la ciudad era siempre motivo de preocupación para los eforos, los magistrados espartanos y verdaderos gobernantes de Lacedemonia (de nuevo, nada que ver con la visión que da de ellos el amigo Miller). Los que pasaban fuera de Lacedemonia mucho tiempo volvían a menudo a la ciudad con ideas nuevas, y por tanto, peligrosas por definición. La enorme cantidad de reyes espartanos que "se suicidaron" o fueron exiliados es una muestra tanto de quien tenia el poder realmente en la ciudad como de la manera en que lo ejercía.
Encima de que cuidamos de ellos, los tíos van y se rebelan

La segunda razón eran los ilotas. Hay que recordar que el verdadero motivo por la que los espartanos llevaban una vida tan dura, en constante estado de guerra, eran sus siervos, los ilotas. Descendientes de las poblaciones helénicas y prehelenicas del Peloponeso (es muy posible que los descendientes de Agamenon y Menelao estuvieran entre ellos) sometidos por los invasores dorios, superaban a sus amos en una proporción de diez a uno y habían colocado al estado espartano varias veces contra las cuerdas en sus rebeliones. En la campaña contra los persas, Leonidas, Pausanias, Leotiquedes y otros miembros de las dos familias reales (recordar que los espartanos tenian dos reyes), armaron a gran cantidad de ilotas con armas ligeras y los llevaron con ellos a las Termopilas o Platea. Leonidas murió en batalla, Pausanias fue exiliado y luego emparedado, Leotiquedes exiliado acusado de soborno, con lo que queda claro lo que los eforos pensaban de esta iniciativa. Ni el KGB en sus mejores tiempos.

Estaba claro que estos hombres no se iban a quedar de brazos cruzados cuando volvieran a casa, aunque se les desarmara e intimidara.  Y finalmente se rebelaron en el año 462 A.C, y Esparta, la orgullosa Esparta, tuvo que pedir ayuda a las demás polis para meterlos en cintura. Atenas le envio 4.000 hoplitas al mando de Címon, pero temiendo una traición los espartanos los rechazaron, lo que se sintio en Atenas como un insulto y llevo al destierro de Címon, rival politico de Pericles. Los espartanos tardaron años en vencer a los ilotas, incluso con ayuda, y en su capitulación muchos de los rebeldes consiguieron como medida de clemencia que los atenienses los evacuaran a Naupacto. Estaba claro que los espartanos no eran invencibles, o eso pensaron muchos.

Partidas: como veis esta es la tónica. El mundo helenico es mas grande y fuerte que nunca, las expediciones comerciales y militares a lugares tan exoticos como Italia, Egipto o Cirenaica son algo cotidiano, y las naves helenas dominan los mares, pero tambien se exacerban las rivalidades, no solo la mas conocida, entre Atenas y Esparta, sino tambien entre Argos y Esparta, Corinto y Megara, Siracusa y Tarento (recordad que Helas o Helade es un termino mas cultural que geografico), etc. Los personajes podran moverse con facilidad y buscar templos ignotos en los lugares donde los persas se retiran, buscar fortuna en las tierras que se abren al oeste, o dedicarse al comercio, ya beneficiándose de la protección de la liga delica si son atenienses o quiotas, ya sufriendo su acoso sin corintios o argivos.
Publicar un comentario