domingo, diciembre 09, 2012

Los hijos de Enlil (II)


La naturaleza clandestina del culto a Enlil , le ha conducido a la fragmentación y a las luchas teologicas. Infinitos son los puntos sobre los que debaten y se enfrentan, a veces con las armas en la mano, las distintas sectas de los Hijos de Enlil. Discrepan sobre si el Ungido aniquilara a todos los awilu o solo los hará iguales a los mushkenu, si su llegada esta próxima o aun faltan siglos, si esta profecía significa esto o aquello. Pero si hay un punto que suscita los debates mas polémicos y violentos es el papel de Sargon el Grande en la muerte de Enlil y la creación de la raza mushkenu. Así  mientras unos presentan a un Sargon pérfido y Traidor, otros le muestran como el discípulo predilecto de Enki, el dios de la Sabiduría y la Civilización  elegido por este para llevar adelante la terrible ordalía que debía atravesar el dios Enlil. 

Y viendo Enki que Sargon era bello de rostro y fuerte de cuerpo, que era de mente aguda y que habia sabiduria en su corazon, y que triunfaba en cuanto emprendia, lo llevo aparte de sus otros discipulos y le dijo: presta atencion a cuanto te diga ahora, pues tuyas seran las manos que traigan la redencion a este mundo enfermo, por que solo tu tienes la sabiduria y la habilidad para hacer cuanto debe hacerse, y soportar que te llamen despues traidor y asesino”

Una de las pocas cosas en que estos sectarios parecen capaces de ponerse de acuerdo es en las Estelas de Martirio, la representación suprema de sus creencias. Según sus medios cada congregación elabora la suya con madera, piedra o la pinta en una pared encalada. Siempre son redondeadas en la cúspide  para representar la Bóveda Celeste. En lo alto siempre aparece Enlil atado con cuerdas a un poste o cadenas a una pared, sin mas vestidura que un taparrabos, mientras un minúsculo Sargon aparece desangrandole con una lanceta o un cuchillo recogiendo su sangre en un recipiente. El recipiente siempre aparece desbordando y de él sale un reguero de sangre que fluye estela abajo, hacia la representación de todo tipo de mushkenu, hombres, mujeres y niños, guerreros, campesinos y artesanos, simbolizando como la sangre del dios da la vida a la raza mushkenu.
Publicar un comentario