martes, febrero 26, 2013

Sacando ideas de los Retronautas...

Estaba escuchando el cuarto podcast de los retronautas, que os incluyo aquí por si luego queréis oírlo:

,cuando me asalto una idea.

Ahí que decir que los retronautas es un podcast cuyo objetivo es rescatar a la ciencia ficción "anterior a la batalla de Yavin", es decir, de antes de 1977 y la primera película de Star Wars. Así que seguramente si repasáis los programas anteriores encontréis cambien inspiración.

Pero volviendo sobre el tema, el tema del que nos hablan los retronautas en su cuarto podcast son dos obras del gran escritor checo Karel Capek, R.U.R , una obra de teatro que entre otras cosas acuño el termino robot, y La Guerra de las Salamandras,  que es la culpable de que estemos aquí.

Y es que La Guerra de las Salamandras se disfruta a varios niveles, por su lucida visión sobre la humanidad, su análisis de la situación del mundo en 1936 y lo que habría de venir (impagable el capitulo de las salamandras de Pura Raza Germánica). Pero aquí lo interesante es la premisa misma de la novela.

En algún momento de los años 20 del siglo XX, valga la redundancia, se produce un echo asombroso. En una isla del pacifico, un capitán mercante descubre una raza de criaturas anfibias que muestran rasgos de inteligencia. Pronto descubre que tienen perlas en cantidad, y que están dispuestas a cambiarle por cuchillos y otras herramientas de las que carecen. El capitán vuelve a la civilización y encuentra un inversor y durante unos años se dedica a buscar colonias de estas criaturas y comerciar con ellas... Hasta saturar el mercado. Ya os dije que es una de esas obras con varios niveles.

Pero volviendo al meollo del cogollo. Seguro que hasta alturas a algunos ya se os ha encendido la lucecita... ¿y si los seres anfibios no fueran las salamandras, sino otros seres, también anfibios, también inteligentes....?. Me estoy refiriedo, claro, a los Profundos.

Después de todo, las ruinas megalíticas de Ponape, la ciudad sumergida de R'Liyeh y muchas otros relatos ocurren en parte ,o empiezan por objetos encontrados, o experiencias acaecidas en las islas del Pacifico Sur, así que la cosa tiene sentido, ademas el asunto del mercado de perlas es una excusa perfecta para introducir personajes ajenos a los mitos. Su razón es puramente económica  una compañía mayorista de perlas les contrata para que investiguen por que esos individuos procedentes de Insmouth están reventando el mercado de perlas....
Publicar un comentario