viernes, agosto 23, 2013

Historia de Helas por un rolero XVII: Alejandro Superstar (II)

Habiamos dejado a Alex hace cuatro mesecitos, justo después de vencer a los persas en Gaugamela. Inmediatamente avanza hacia Babilonia, y es recibido en la antigua capital oriental como un libertador.

Mi colega Alex pasando bajo la Puerta de Ishtar.
Chupate esa !! +Rodrigo García Carmona !!
En Babilonia pasa algo muy parecido a lo ocurrido en Egipto. Alejandro encaja rápidamente en el ceremonial cortesano babilonio, anta la reticencia de su corte macedonica. El pueblo, si no lo ama, al menos lo prefiere claramente a sus anteriores amos persas.

Pero Dario aún vive, y Alejandro decide adentrarse en la misma Persia para capturarlo. Frente a todo pronostico, la campaña persa es rápida y casi incruenta. Salvo la lamentable y gratuita destrucción de Persepolis (una muestra de que en Alejandro tampoco era oro todo lo que relucía), el rey consigue que las élites persas acepten la caída de los aquemenidas y que el ocupe su lugar. Tanto lo aceptan que uno de ellos, Besso, asesina a Dario. Y sorprendentemente esto no solo no complace a Alejandro sino que éste emprende la persecución de Besso por las tierras que hoy llamamos Afganistán, que entonces se denominaban Bactriana.

Aprovecho el llegar a este punto para introducir un podcast que he descubierto hace poco, HISTOCAST, enfocado a la historia militar y muy interesante para informarme de momentos concretos de la historia. Os adjunto el capitulo dedicado a la campaña afgana de Alejandro, aunque de paso Goyix y compañia hacen un repaso de todas las invasiones sufridas por Afganistan desde Occidente.



  En Bactriana y Sogdiana Alejandro pasa mas de cuatro años tratando de dominar este agreste territorio, un periodo de su vida que se suele resumir en la mayoría de biografías, pero que escomparativamente largo. Recordemos que conquistar el resto del Imperio Persa le había llevado mas o menos el mismo tiempo que sojuzgar estas regiones agrestes pobladas por los antepasados de pashtunes, uzbekos y hazaras.


Cualquier otro se habría dado la vuelta, pero Alejandro aún quería más. Llega a la India, y conquista la satrapia persa mas oriental, llamada Indo,
 y cruza el rió del mismo nombre, yendo mas allá que los persas, penetrando en tierras que en Grecia se consideraban legendarias. Allí libra su ultima gran batalla, en el rió Hydaspes, frente al rey Poro y sus elefantes.

Pero todos, salvo el propio Alejandro, están cansados, soldados y oficiales están agotados, en la India, esta tierra extraña, el agua cae del cielo en cataratas, sin parar durante días, los hombres enferman y mueren con facilidad pasmosa y siempre hay otra colina, otra ciudad, otro rió. Es el momento de parar, y finalmente, Alejandro, contra su costumbre, se ve obligado a ceder y darse la vuelta.

El camino de vuelta a través del desierto de Gedrosia se cobra la mitad del ejercito de Alejandro. Lo que no consiguieron los ejércitos persas, las tribus escitas o las enfermedades tropicales lo consiguen la sed y el hambre.

Alejandro vuelve a Babilonia y muere en unos pocos meses. Estos meses son muy controvertidos. Alejandro muerte con solo 32 años, incluso en aquella época, podría haber vivido fácilmente treinta años mas. Para saber que podría haber sido el hijo de Olimpia y Filipo, lo que ocurrió en esos meses es crucial, y hay mas rumores que hechos probados. Los historiadores prorromanos, con Polibio a la cabeza gustan de destacar las supuestas decadencia y orientalización de Alejandro: la exigencia de recibir pleitesia a la manera oriental, el asesinato de Clito, el derroche y la pompa de los funerales dedicados a Hefestion, etc, etc ... En todo ello flota cierto nauseabundo aroma de propaganda. Los romanos sentían cierto complejo de inferioridad hacia Grecia, y sabían que en la Helade muchos sostenían que si Alejandro hubiera vivido lo suficiente, habría invadido Italia y acabado con Roma en la cuna...

Es difícil, conociendo su temperamento, imaginar a Alejandro gobernando tranquilo desde un trono en Babilonia, Alejandria o Pella. No parece que le faltara ni habilidad ni buenas ideas, pero probablemente habría querido seguir al frente de sus ejércitos. ¿Tenia realmente proyectos en mente para invadir Cartago e Italia?, ¿hubiera preferido volver a la India?, ¿habria madurado y dedica el resto de su vida a consolidad su Imperio y criar a un heredero?. Preguntas sin respuesta que, entre otras cosas, dieron inicio al genero literario que conocemos como Ucronia.

Tras la muerte de Alejandro da comienzo la epoca de los Diadocos y el Helenismo, que trataremos en el próximo capitulo, y que esta muy vinculada a esta.

Desde el punto de vista rolero, esta época ofrece muchas oportunidades para seguir desarrollando los personajes que se podrían haber creado en épocas anteriores. Una campaña generacional centrada en la dinastía Macedonica, empezando con el ascenso al trono de Filipo y terminando con las luchas de los Diadocos esta llena de potencial. Los pjs pueden acompañar a Alejandro en todo su periplo, o formar parte de las guarniciones que van quedando atrás y van cimentado la epoca helenistica mezclandose con las poblaciones locales. Como colofon la muerte de Alejandro, sobre la cual sigue habiendo dudas hoy en día, y el rocambolesco destino de su cadáver, son una autentica mina.


Publicar un comentario