lunes, agosto 12, 2013

TORA,TORA,TORA!!!

Otoño de 1940.

Seguimos con nuestra particular recreación de la segunda guerra mundial con los juegos de Avalanche Press. 

Como ya habréis adivinado los seguidores de la serie de artículos, aunque este es sobre todo un juego de estrategia, los aspectos políticos y económicos también se tienen en cuenta y pueden ser determinantes. Si no tienes suficientes Basic Resource Points (BRP), no puedes construir tropas, sobornar diplomáticos extranjeros o pagar ofensivas. Por si esto fuera poco, los Eventos, sucesos que ocurren de forma aleatoria y que pueden ser determinantes tampoco ayudan demasiado. En el turno que jugamos el ultimo domingo, estos factores se concatenaron de forma especialmente interesante.

Como indican las reglas, nada mas empezar el turno sacamos el evento político europeo que fue: Directiva. Esto significa básicamente que Hitler tiene algunas de sus ideas geniales y las cosas se ponen cuesta arriba para el jugador alemán, que decide que es mejor no hacer nada y quedarse de miranda, mientras, una vez más, son los italianos y los japoneses los que tienen que animar el cotarro.

¿Frontera con Japon yo?, ¿Donde?
Sin duda este anuncio del Führer pesa en la decisión de Stalin declarar la guerra al eje. Pero alguien ha asesorado mal al Hombre de Acero y resulta que sus recursos no dan para tanto o casi, los soviéticos habían calculado mal, pensando que solo tenia que declarar la guerra a Alemania e Italia, pero en el actual estado de cosas también tendrían que declararsela  también al Imperio Japones.
   

¿Y para esto hemos venido hasta Polonia?
Resulta que pese a todo, la URSS tiene justo los 45 BRP que requiere tal declaración de Guerra.... O sea que puede hacerlo pero se quedaría sin un chavo. Vamos, que ni construir tropas ni operaciones militares hasta 1941... Pero Churchill y Roosevelt le intentan dorar la píldora, prometiendole que le van a cubrir de transferencias de BRP con las que podría hacer algo en el turno de Invierno de 1940, pero Josef no se deja convencer y la URSS sigue en el banquillo.


  Aún asi, los Hijos de Albion no desfallecen y se aprestan a vender caro su pellejo, lanzando un contraataque masivo contra la cabeza de puente alemana de Portsthmouth, pero no consiguen nada y ademas sufren cuantiosas perdidas. Parece que los boches han venido para quedarse, pese a que en la islucha esta se empeñen en servir la cerveza tibia y freír las kartofen.

  
 Por lo demás en Europa las cosas son bastante tranquilas, siguen las dos guerras de Gila que ya había iniciadas. Por un lado, los soviéticos siguen apretando a los finlandeses, consiguiendo por fin destruir la linea defensiva fronteriza de estos. De hecho mas bien los eliminan casi por completo, pero Helsinki aún no ha caído.
En Yugoslavia se producen intercambios de ataques entre italianos y Yugoslavos sin consecuencias.





En el Pacifico las cosas se animan bastante mas. Primero se producen ataques de las dos facciones chinas. Los comunistas no sufren perdidas importantes pero los nacionalistas montan una gran ofensiva para tratar de recuperar una de sus capitales de provincia, no lo logran, aunque causan grandes bajas al japones, que también les da de lo lindo.

   Así las cosas llega la Ofensiva General Japonesa. Los ejércitos imperiales se lanzan al ataque a todo lo largo de Asia y consiguen grandes éxitos. En china, eliminan gran cantidad de tropas nacionalistas y se apodera de otra capital de provincia y de paso conquistan Hong Kong.

Pero las ansias de conquista de los nipones aún no se han acabado y lanzan una operación anfibia para
conquistar Rangoon, y con ella Birmania. La operación se salda con un gran éxito, Birmania cae, bloqueando de paso el envió de BRPs de EEUU a la China Nacionalista.

Las cosas siguen estando muy duras para el Imperio Britanico, y no hacen mas que empeorar, pese a los favores de la fortuna como el que ha hecho que este turno los alemanes se quedaran cruzados de brazos...

Publicar un comentario