viernes, junio 06, 2014

Perlas de la Historia: Los Inmaculados de Roma

En varias ocasiones de peligro Roma se vio obligada a reclutar ejércitos de esclavos. Por ejemplo, cuando Mario refundo el ejercito romano a finales del siglo II a.C, utilizo gladiadores para enseñar esgrima a sus legionarios, lo cual es una pista para entender por que 40 años despues Espartaco fue capaz de organizar un ejercito tan eficaz a partir de los esclavos.

Pero me desvió del tema. En este caso quiero hablar de la primera vez que Roma debió recurrir a esta medida de extrema. En el año 216, tras el terrible desastre de Cannas, la República tuvo que adoptar una serie de medidas de emergencia. Una de ellas fue reclutar esclavos, prometiendoles la libertad, incluso la ciudadanía si se la ganaban en combate. Los esclavos podían presentarse voluntarios, sus dueños, en un alarde de patriotismo, aceptaron que se les pagara tras la guerra.

La cantidad de voluntarios fue tan grande que se pudieron levantar dos legiones formadas únicamente por ellos. Durante los siguientes años las legiones de esclavos lucharon por Roma en pequeñas batallas por toda Italia, en constante persecución de Italia.

Finalmente en una batalla en campo abierto, su comandante Tiberio Sempronio Graco  (abuelo del famoso tribuno de la plebe), les prometió por fin la tan ansiada libertad. Si un soldado volvía del campo de batalla con la cabeza de un enemigo, seria liberado.

Cuando comenzó la batalla la idea de Graco parecía funcionar, los esclavos atacaron con furia asesina y hacer pedazos a los mercenarios cartagineses, pero pronto las cosas se torcieron. Cada soldado, en cuanto mataba un enemigo, dejaba de combatir, se ponía a decapitarlo, con el fin de lograr su propia libertad. Imaginaos la escena y el consiguiente desbarajuste en las filas romanas, cuando los soldados de las primeras filas se paraban y se ponían a decapitar a los enemigos caídos.  Graco tuvo que dar un rápido y sin duda sentido discurso diciendo que o bien se olvidaban del asunto de las cabezas, o todos se iban a quedar sin ella cuando el enemigo los venciera.  Es todo un argumento a favor de la disciplina y el entrenamiento del ejercito romano que le hicieran caso y finalmente consiguieran ganar la batalla. Tras la batalla les fue otorgada la tan ansiada libertad. Aquí tenéis una crónica del suceso.

Posteriormente, ya convertidos en ciudadanos, los antiguos esclavos fueron reclutados de nuevo para acompañar a Escipión el Africano en la ultima campaña de la guerra, la que acabo con la derrota de Anibal en Zama.

Uso rolero: la principal uso que un máster puede dar a esta curiosidad histórica es usarlo para juntar a individuos de procedencias diversas e introducirlos en el mundo romano. En la época de la Segunda Guerra Punica los esclavos no eran tan frecuentes en Roma como lo serian despues, pero esta claro que eran bastante numerosos. Igualmente la mayoría de ellos debían proceder de la propia Italia, sobre todo galos cisalpinos e italicos caídos en la esclavitud por deudas. También habría algún que otro griego nacido en Italia o Sicilia. El haber servido en las legiones de Graco les daría un pasado compartido, una explicacion a su ciudadanía romana pese a su origen. Ademas, casi seguro que con su origen serian todos clientes de los gracos, con lo cual su futuro estaría en parte unido al de esta familia...
Publicar un comentario