martes, enero 20, 2015

La Caída de Constantinopla, de Sir Steven Runciman

Voy a imitar el estilo del blog del Cronista descaradamente en esta entrada para esta aproximación a un libro que no es de rol, pero que casi pide serlo.

FORMA

A este libro le eche el guante creo que en el FNAC de Callao hace años, pero aproveche mi vuelta a casa por Navidad para reencontrarme con él.  Y dedicarle estas palabras a la obra de Runciman.

El titulo de sección es especialmente apropiada porque es lo primero que os llamara la atención del libro. Los libros de la editorial Reino de Redonda, se han editado a la vieja usanza, para durar: cubiertas duras, papel satinado y encuadernación a prueba de bomba. Cualidades todas que pueden ser de gran utilidad en el duro entorno de la mesa del DJ.

Y todo ello por menos de 20 euros. Habéis leído bien. No voy a poner ningún enlace concreto pero un rápido vistazo a Internet os lo confirmara. Y es que el Reino de Redonda es un proyecto muy especial, con el Rey de Redonda (Javier Marias) al frente.

Si el Rey de Redonda. Redonda es una isla literaria, y Javier Marias su rey actual. Uno de los apéndices del libro os describe la corte con detalle, donde Javier Perez Reverte ostenta el titulo de Duque de Corso.  Si a esto añadimos que estos dos ilustres literatos protagonizaron hace años un duelo de columnas en cierto semanario en la que llegaron hablar de pasar de la pluma a la espada, colegiremos que tienen alma de roleros aunque (quizás) no lo sepan. A las pruebas me remito.


CONTENIDO

Como el titulo indica, el libro nos cuenta la caída de Constantinopla ante los turcos en 1453. Y lo hace dedicando varios capítulos a ponernos en antecedentes, en explicarnos como había llegado el Imperio Bizantino a la situación en la que se encontraba y porqué, en explicarnos como un pequeño emirato ghazi, fundado por un aventurero llamado Osman, acabo convirtiéndose en el estado hegemonía en Anatolia y los Balcanes, y que razones hicieron que aplazara la conquista de la Nueva Roma hasta despues de haber alcanzado el Adriático y el Danubio.

Después de hablarnos de las naciones en liza, nos describe a los individuos que las dirigian.. Quien era Constantino XI Paleologo, el ultimo Cesar de Roma. Quien era el joven Sultan Murat, al que casi todos consideraban un joven advenedizo, pudo llevar a cabo lo que sus antecesores, muchos de ellos hábiles generales y hombres de estado no fueron capaces.

Y contexto. Mucho contexto explicando quien era quien en Europa en aquel momento y cuales eran sus objetivos y motivaciones. El Papa y la Unión de Iglesias, Genova y Venecia y el control de las rutas comerciales, Alfonso de Aragon y el Imperio Latino de Constantinopla, etc, etc.

Lo crucial para explicar su atractivo es el estilo de Runciman, casi novelesco, deteniéndose en la la descripción momentos como la ultima misa en Santa Sofia o como dos días antes de  tomar la ciudad, el visir otomano se postro de hinojos ante el sultán rogándole que abandonara el sitio, ya que estaba convencido de que acabaría en un desastre para la dinastía otomana.

Quizá la parte gráfica sea la que pueda resultar más pobre a ojos de un lector moderno, sin imágenes y solo unos pocos mapas en blanco y negro. Afortunadamente en esta época de Internet esa carencia se puede suplir con gran facilidad..

ADAPTACIÓN

La estructura del libro es casi la misma que la que esperamos de un modulo de rol. Antecedentes, descripción de protagonistas y lugares, y por ultimo, desarrollo de los acontecimientos, incluyendo los posteriores al acontecimiento en si.

Si habéis leído hasta aquí quizás os preguntareis como es posible aprovechar  todo esto para una partid de rol. Bien, aunque esta claro que La Caida de Constantinopla no nos ofrece ni fichas de PNJs ni mapas de localizaciones, pero podemos tomar ese material de otros productos. Con sus vividas descripciones de personas, lugares y acontecimientos, es muy fácil tomar todo ese material de otras fuentes e hilvanarlo en esta historia para cualquier rolero con una biblioteca bien surtida.

Según se lee la historia, como si de hacer el casting de una película se tratase, es fácil que se nos ocurran candidatos para el papel del Sultan Murat, el Emperador Constantino, Zaganos Pacha o Don Alfonso de Toledo. Y lo mismo para los PNJ de menor importancia, el tipo de guerrero apropiado para representar a un jenizaro o un mercenario catalán.

En cuanto a la historia en si, la descripción del sitio y su desarrollo puede ser igualmente útil para una aventura ambientada en el momento y lugar donde sucedió, ya en otras coordenadas espaciotemporales. No en vano se dice que el asedio de Minas Tirith esta inspirado en la caída de la Segunda Roma. Los cañones y el fuego griego se pueden cambiar por conjuros y bestias mitológicas.

En cuanto al devenir de los acontecimientos en si,  se puede dejar o no que las cosas se desarrollen como lo hicieron en realidad, según el tipo de campaña que se quiera jugar. Quizás tus PJ no estén en Constantinopla para tratar de salvarla, sino que se hayan visto atrapados en ella.  O puede que quieran aprovechar la situación para hacer fortuna. O salvar algún objeto sagrado antes de que los otomanos se apoderen de él.

Las posibilidades son infinitas, y ese es precisamente el valor de este libro.

Publicar un comentario