viernes, julio 31, 2015

Las Huelgas y Pendragon


Como estoy en Burgos visitando a la familia, he aprovechado para visitar el monasterio de las Huelgas. Es una de esas visitas que había ido dejando pendiente, y me ha pillado mientras estoy leyendo el recién publicado Pendragon de +Nosolorol Ediciones , y claro me ha influido.

Las Huelgas fue fundado por los reyes Alfonso VIII y Leonor de Inglaterra. Esta ultima era hija de su famosa tocaya, Leonor de Aquitania, la protectora de Cretien de Troyes, y quizas inspiradora de la figura de la Reina Ginebra.

La guía del monumento nos contó que la abadesa de las Huelgas (la primera fue una de las hijas de Alfonso y Leonor) tenia una posición enormemente privilegiada para una mujer de su época. Gobernaba directamente unas 60 villas y aldeas, incluyendo el nombramiento de sus párrocos. De hecho a la Abadesa podía portar los símbolos de la autoridad episcopal: anillo, cayado y mitra, aunque no tenia el titulo de obispo.

Durante la visita vi en un retablo un San Miguel, con larga cabellera rubia, espada y escudo y que se me antojo especialmente femenino. Ya se que un ángel no es hombre ni mujer y puede que el artista estuviera solo intentando reflejar ese "tercer sexo". Puede también que estuviera tratando de complacer a su patrona, la rica y poderosa abadesa.

Evocador, no, unos pocos detalles más y podemos tener una "obispa", con incluso unas cuantas monjas que porten espadas y armadura a su servicio, en vez de confiar en una mesnada de caballeros. En un medievo historico eso seria imposible, pero en la Época de la Aventura y del Encantamiento de Bretaña, ¿por que no?

Pero la mayor sorpresa llego al final de la visita, cuando llegamos a la capilla de Santiago. Resulta que este era el lugar donde eran armados caballeros los reyes de Castilla. Y ahora viene lo realmente curioso. Un caballero debía ser nombrado por alguien superior a él en el escalafón feudal. A un barón, un conde, a un conde un duque, a un duque un rey. Pero aquí se produce la paradoja, ¿quien nombra caballero al rey?. Nadie es superior a él, salvo Dios. En Castilla resolvieron esta paradoja de manera bastante curiosa, haciendo que fuera el mismo Santiago quien nombrara caballero el rey, mediante una estatua del santo con los brazos articulados, que se movían con dos cuerdas. La derecha tenia una espada que apoyaba en el hombro del monarca, y la izquierda le daba el espaldarazo.

De nuevo en un mundo con algo mas de magia, la estatua podía moverse milagrosamente por si misma cuando llegara el momento trascendental...
Publicar un comentario